mapa.png


El clima en África varía mucho en función del lugar en el que nos encontremos, aunque en conjunto puede clasificarse como un continente cálido y árido.
CLIMA ECUATORIAL
El clima ecuatorial se da en la cuenca del Congo y a lo largo del golfo de Guinea. Es un clima sin estaciones, permanentemente cálido, húmedo y lluvioso, sin apenas oscilaciones térmicas. Favorece el desarrollo de la selva ecuatorial, siempre verde y de especies variadas en altura.
Al norte y sur de la zona ecuatorial se extienden dos franjas de clima subecuatorial caracterizadas por tener una breve estación seca. La selva es menos densa y se va transformando en sabana.
grafico.png
CLIMA TROPICAL
Al norte y sur de las sabanas se entra en el clima tropical, donde las oscilaciones térmicas son más sensibles y hay dos estaciones, una seca y otra lluviosa. La sabana se convierte en estepa africana; es la zona del Sahel al norte, que finalmente se convierte en desierto.
hgyjvfbgf fg.png
CLIMA DESÉRTICO
El clima desértico con diferentes matices domina tanto en el Sahara como en los desiertos de Kalahari y Namib al sur. Se caracteriza por tener temperaturas muy elevadas con gran oscilación térmica, es decir, una variación importante de la temperatura entre el día y la noche (más de 40 grados). Las precipitaciones son casi inexistentes.
Pantallazo-1.png
CLIMA MEDITERRÁNEO
En los extremos norte y sur de África el clima mediterráneo con matices subtropicales se da sobre todo en las zonas litorales. Se caracteriza por sus inviernos templados con temperaturas suaves y los veranos secos y calurosos. Las precipitaciones son escasas y se concentran en las estaciones intermedias (primavera y otoño).
mediterraneo.png

Realizado por Sheila.